Manchas-Faciales

Manchas… ¡No las quiero ver!

Muy buenas, ya está terminando otro periodo de vacaciones y sin querer nos aparecen las temida manchas.

Los problemas de hipermpigmentación, es decir, las maanchas oscuras que aparecen en la piel, se presentan generalmente tras la exposición al sol. Suelen aparecer en el rostro, en las manos, brazos y en el escote. Cada vez son más frecuentes y afectan en su gran mayoría a las mujeres; los hombres se suelen librar de esta batalla.

La hiperpigmentación

Las manchas cutáneas son consecuencia de la acumulación sobre la epidermis de dos tipos de pigmentos:

  1. La Melanina: es un pogmento natural que da color a la piel para protegerla de la radiación del sol. Normalmente la melanina se reparte uniformemente sobre la piel, pero cuando hay una producción excesiva de melanina, ésta se acumula en algunas zonas de la piel produciendo las manchas cutáneas.
  2. La Lipofuscina: la sobreexposición al sol va oxidando los lípidos y proteínas que contiene nuestro organismo y los transforma en lipofuscinas, pigmentos oscuros que se depositan en la piel. Si nuestro sistema de disolución de estas lipofuscinas no es capaz de eliminarlas, se acumulan formando las manchas cutáneas.

 

¿Son todas las manchas iguales?

NO, NO y NO. Definitivamente no.

Tenemos que identificar y reconocer el tipo de mancha que tiene nuestra piel para poder abordarla a tiempo y, si puede ser, para siempre.

Vamos a descubrir los tipos de manchas que pueden aparecer.

 

Pecas o Efelides

Son una de las manchas más comunes en la cara. Se reconocen como un gran número de manchas pardas de muy pequeño tamaño. Suelen aparecer en personas de piel clara y su único problema podría ser estético, no suponiendo ningún riesgo para la salud. Se intensifican en verano y se aclaran en invierno.

Para tratarlas, estos son los métodos más convenientes: tecnología láser, crioterapia, peeling químico, luz pulsada intensa y la opción cosmética con despigmentantes de alta capacidad de penetración.

¿Y tú? ¿Tienes pecas? ¿Usarías algunos de estos tratamientos? Puedes contarnos tu experiencia sobre las pecas o tratamientos que ya hayas usado.

pecas

Máscara del embarazo o Melasma

Manchas de color marrón claro u oscuro que aparecen en la epidermis, es decir, en la capa más externa de la piel. Si presentan un tono gris azulado es porque son más profundas y se encuentran en la dermis. Se extienden por muchas zonas de la piel son límites precisos, especialmente en la zona centrofacial (frente, labio superior, pómulos, mentón y nariz). Es frecuente que aparezcan en mujeres de fototipo alto, las más morenas, así como en el embarazo, la menopausia o por efecto de la radiación UV. Una vez que aparecen se vuelven crónicas y vuelven a aparecer en verano con la exposición a la radiación solar.

Si estás embarazada lo mejor es prevenirlas, y si ya te han aparecido se usaría un tratamiento cosmético con despigmentantes.

melasma

Manchas solares o Lentigo Senil

Suelen ser manchas con forma de lenteja de color marrón oscuro y se producen por efecto de la sobreexposición al sol. Indican que se ha producido daño en la piel y hay mayor probabilidad de desarrollo de cáncer de piel, por lo que en caso de sospecha de lentigo maligno o melanoma debemos acudir al médico. Aparecen en las zonas expuestas al sol: rostro, escote, dorso de las manos y brazos.

Su tratamiento se realiza con crioterapia, láser, peeling químico y cosmético con indicación de despigmentantes.

¿Quieres saber alguna recomendación sobre las manchas que aparecen por la exposición solar? ¡No dejes de consultarnos!

lentigo

Lentigos o manchas comunes

Son manchas pigmentadas benignas que se parecen a las pecas pero no palidecen en los cambios de estación y son más oscuras. Pueden aparecer en cualquier parte del cuerpo, surgiendo normalmente en la infancia y no desaparecen con la edad. Son estables durante toda la vida. Se pueden tratar con crioterapia o láser médico.

 

Lunares o Nevus

Son relativamente frecuentes y se presentan en la infancia o en recién nacidos. Lo habitual es tener de 30 a 50 lunares en cualquier zona del cuerpo. Tienen riesgo de malignización, se puede desarrollar un melanoma en el futuro, aunque los nevus más pequeños con poca frecuencia se malignizan. Los gigantes tienen un riesgo más elevado de desarrollar cáncer de piel.

El objetivo del tratamiento es reducir el riesgo de desarrollas un cáncer de piel, por lo que es recomendable controlar periódicamente estos nevus por si hay cambios en el color, aspecto o tamaño.

nevus

Desde la farmacia, la Botica del Agua de Berja, tenemos las herramientas necesarias para realizar la primera evaluación de estos lunares. Ya sabes, si estas por la zona no dejes de consultarnos.

Espero que os sirva un poco reconocer el tipo de mancha que os ha aparecido, y si tenéis alguna duda podéis consultarnos, estaremos encantados de ayudarte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *